Qué son los parques inclusivos y claves para diseñarlos

Parques infantiles inclusivos, qué son y como diseñarlos.

En la actualidad en España hay alrededor de 140.000 niños menores de 15 años con diversidad funcional, no son cifras muy elevadas, pero son más que significativas, y aun así no son los únicos en los que nos tenemos que fijar cuando hablamos de parques inclusivos.

¿Qué son los parques infantiles inclusivos?

La definición de inclusividad nos señala que es aquello que incluye o tiene virtud y capacidad de incluir. Por lo que, trasladándolo a un parque infantil, es el diseño de espacios de juegos para niños para que incluyan el mayor rango posible de niños y niñas independientemente de su capacidad.

Por lo que a la hora de diseñar un parque inclusivo no solo hay que tener en cuenta a los niños con diversidad funcional, sino que hay que tener en cuenta factores tan distintos como: edades, tamaños, intelectual, rango de actividades, capacidad fiscal etc.

Al diseñar un parque infantil, debemos tener en cuenta las siguientes a características:

Galeón parque inclusivo

  1. Accesibilidad: tanto en el exterior como el interior del parque infantil, creando espacios para que cualquier niño con silla de ruedas o movilidad reducida pueda actuar de forma autónoma.
  2. Aportar diferentes elementos de juego en el parque infantil que fomenten el desarrollo físico, sensorial y social de los más pequeños, para que todos puedan jugar y participar según sus capacidades.
  3. Añadir diferentes niveles de juego, que permitan que niños con diferentes capacidades puedan jugar en el mismo espacio de juego para niños.
  4. Rediseñar el espacio de juego para niños y el mobiliario urbano para que sean auto transferibles, para que las personas en sillas de ruedas puedan transferirse de forma autónoma a los diferentes elementos del parque infantil y utilizarlos y disfrutarlos de la misma manera que las demás personas.
  5. Agrupar en los espacios de juegos para niños tanto experiencias sensoriales como lúdicas, para animar a los niños a compartir beneficios físicos, cognitivos, emocionales y sociales con otros niños que no formen parte de su círculo habitual.
  6. Mantener superficies continuas, tanto consolidada como suelta y con un ancho suficiente entre los diferentes elementos del parque para niños para que las personas en silla de ruedas tengan acceso al parque infantil.
  7. Comprobar que el juego más importante del espacio de juegos para niños sea inclusivo.
  8. Incluir en el parque infantil elementos de juego desafiantes para que también se provoque un interés a los niños más mayores sin diversidades motoras.

En la actualidad, en el diseño de espacios de juego infantiles prima la inclusividad por encima de muchos otros aspectos. Se siguen diferentes criterios de accesibilidad universal, en los que la autonomía y la naturalidad son de vital importancia.

De esta manera, estos criterios se tienen en cuenta a la hora de ubicar el espacio de juegos infantiles, realizar dichos juegos infantiles e incluso a la hora de incorporar el mobiliario urbano.