Bancos urbanos: tipos, materiales y mejores ubicaciones

Los bancos urbanos hacen referencia a uno de los elementos del mobiliario urbano más necesarios e imprescindibles en cualquier ciudad. 

No solo por su objetivo funcional, los bancos urbanos también cuentan con un componente social, ayudando a la creación de lugares de encuentro en los diferentes espacios de las ciudades. 

Proyecto mobiliario urbano

Tipos de bancos urbanos 

Existen distintos tipos de bancos urbanos, diferenciándose entre sí según la forma de su estructura. A continuación, como fabricantes de mobiliario urbano, queremos darte a conocer los tipos de bancos urbanos más característicos en las calles y plazas de las ciudades.  

Apoyo isquiático 

Este tipo de mobiliario no corresponde a un banco urbano como tal, aunque generalmente persigue el mismo objetivo; aliviar los signos de fatiga y fomentar el descanso. 

El apoyo isquiático hace referencia a un apoyo vertical al que las personas pueden recurrir con el objetivo de descansar sin necesidad de sentarse. Por este motivo, suele ser perfecto instalarlo en ubicaciones caracterizadas por ser zonas de espera de paso, como las paradas del transporte público, por ejemplo.

Su estructura de tubo de acero y respaldo fabricado mediante lamas de madera técnica se caracteriza por presentar materiales de alta resistencia que no precisan de un exigente mantenimiento, favoreciendo su larga vida útil. 

apoyo isquiático

Bancos urbanos rectos

Los bancos urbanos rectos hacen referencia a los bancos tradicionales que, generalmente, han estado protagonizando las calles de las ciudades. 

Generalmente, su diseño cuenta con un respaldo y un apoyabrazos, unido mediante una estructura de pletina de acero y tablones. 

Entre los factores más importantes a tener en cuenta, destaca la calidad de los materiales empleados en su fabricación, ya que será la condicionante de una óptima resistencia y una larga vida útil. 

En Mobipark, nuestra línea de bancos urbanos Alameda está fabricada mediante madera técnica, un material compuesto de fibra natural y polímero termoplástico que no produce ni astillas, ni grietas, al mismo tiempo que es resistente frente a insectos, carcoma y termitas. Además, tiene una durabilidad 5 veces superior a la madera natural.

Por otro lado, la galvanización en caliente que llevamos a cabo en la estructura, convierte este mobiliario urbano en libre de cualquier proceso de mantenimiento.

bancos urbanos rectos

Bancos sin respaldo 

Caracterizados por presentar los mismos materiales y el mismo proceso de fabricación que el mobiliario urbano anterior, este tipo de bancos urbanos se diferencia del resto por no presentar un respaldo en su estructura, favoreciendo así su utilización en ambos sentidos. 

Esta característica diferencial es la que los hace perfectos para instalarlos en ubicaciones que cuenten con un amplio campo de visión, dejando de lado cualquier limitación.

En este tipo de bancos urbanos se puede variar su diseño al poder presentar diferente número de tablas, de diferente color y grosor, un factor del que dependerá que puedan ser empleados por un mayor o menor número de personas. 

bancos urbanos sin respaldo

Sillón individual urbano

El sillón individual destaca por ser un mobiliario urbano uniplaza, pensado para ser instalado en conjunto y favorecer así una zona urbana de socialización

En cuanto a su estructura, el sillón individual cuenta con el mismo proceso de fabricación que el resto de bancos urbanos que hemos comentado anteriormente, su única diferencia reside en el tamaño del mismo, presentando unas dimensiones de 60x59x80cm.

bancos urbanos uniplaza

Materiales de los bancos urbanos 

Como es evidente, los materiales de fabricación de los bancos urbanos constituyen un papel fundamental para favorecer su mantenimiento y su larga vida útil, como ocurre con la madera técnica o la estructura de pletina de acero. 

Sin embargo, además de estos dos, también existen una gran variedad de materiales para llevar a cabo la fabricación de estos bancos urbanos garantizando sus mejores condiciones de mantenimiento. 

En primer lugar, la madera tratada con lasur, un protector fungicida, insecticida e hidrófugo también es una de las mejores opciones para llevar a cabo la fabricación de estos bancos urbanos, pudiendo darle un toque de color final completamente personalizado. 

En segundo lugar, los bancos fabricados íntegramente en polietileno también ofrecen una alta resistencia al entorno urbano. Así, entre sus ventajas más significativas, destaca su resistencia a los rayos UV, su compromiso ecológico, su baja precisión de mantenimiento, y su resistencia al óxido, a los impactos, a los productos químicos y a la pintura de los grafitis.

bancos urbanos

Por otro lado, el polietileno también se puede emplear para fabricar bancos urbanos de diferentes colores ofreciendo, al mismo tiempo, unas impecables condiciones de conservación. 

bancos urbanos de colores

Por último están los bancos con estructura de plancha de acero en los laterales y perfiles UPN para reforzamiento del asiento. Este tipo de bancos urbanos se caracterizan por presentar el asiento con lamas en distintos y llamativos colores, perfecto para parques infantiles. 

Estos son algunos de los materiales más utilizados en la fabricación de bancos urbanos. Los motivos por los que recurrir a un tipo de material u otro se pueden deber, por ejemplo, a la ubicación en la que van a ser instalados. 

Según las exigencias de mantenimiento, se optará por un tipo de material u otro. Independientemente de esto, es fundamental que la elección de la ubicación esté basada en aportar el mayor número de comodidades y funcionalidades a los ciudadanos, siendo frecuentes ubicaciones como los parques infantiles, jardines o zonas verdes, plazas peatonales, entradas de colegios, calles muy transitadas… 

¿Necesitas más información acerca de los tipos de bancos urbanos que existen? Estaremos encantados de proporcionarte toda la información que necesites. ¡Contacta con nosotros!